domingo, 10 de noviembre de 2013

DECÁLOGO DE SILGUEIRA



DECÁLOGO DEL ABOGADO
José Honorio Silgueira

1- Trata de ser honesto como preparado en el ejercicio de tu profesión: Tuyo será así el camino del éxito. 

2- No engañes al cliente ni le hagas concebir vanas esperanzas. Háblale con franqueza, no le ocultes ninguno de tus pensamientos, dile toda la verdad. 

3- No transijas ni con las malas causas, ni con los malos jueces, ni con los malos litigantes. ¡Baldón para ellos! 

4- Ten confianza en la justicia y fe en la rectitud de los magistrados. No te consueles con la derrota pensando mal de la una y de los otros. 

5- No hagas uso de la inmoralidad o injusticia de la ley, sino cuando te exijan ineludiblemente la fuerza de las cosas o las necesidades imperiosas de la defensa. 

6- Se prudente, firme y culto en todos tus actos. No desciendas nunca, ni para lanzar improperios o recoger inmundicias. 

7- No juzgues mal de las intenciones o conducta del contrario, ni menoscabes la preparación de tus colegas, ni de nadie, sin tener motivo fundado para ello. Dignifica la profesión por todos los medios. 

8- No cristalices tu conciencia en la rutina. Estudia y consulta siempre. Ten cuidado con el error, que es humano. 

9- Ocupa útilmente tu tiempo. No suscribas escritos indebidos, ni acumules montañas de papel en los juicios, ni uses dilaciones o procedimientos maliciosos, que no te acarrearán sino deshonor o descrédito. Cuida tu título, acuérdate de que has jurado. 

10- Empuja siempre dentro de tu oficio y en tu medida la obra de nuestra evolución sociológica. No olvides el precepto bíblico: “No solo de pan vive el hombre”.